CHAYANDO EN SU TIERRA

Ramiro Gonzalez gran músico, gran poeta, gran persona. Es riojano y dejo relatado su paso por algunos chayas en La Rioja y lo compartimos en este espacio. Un creador y conocedor de las cosas de los pueblos, más allá de los prospectos y los aviso grises de algunos medios de comunicación, los conoce desde adentro y puede contarnos desde su poesía y su música, para hacer conocer a algunos y para otros deleitarnos en el recuerdo de las maravillosas cosas que los puebles tienen y lo comparten con su gente.

Y un día volvimos de La Chaya, pasamos por Chilecito por la casa de la Familia Luján donde nos tratan como en casa, gracias Lito, Gra, María, Juana, Ro, Calfú, Gracias a la familia de La Topada, a la Familia de Moro, Fabián y todo su equipo. Gracias al Joshó Saavedra. Anduvimos de chaya por lo de Adolfo Molina, por lo de Pito Riquelme, reencontrándonos con amigos de “La Perla del Oeste Riojano” con el recuerdo vivo del Tín López, fui a la presentación del libro del profe Víctor Robledo, la escuché cantar y contar a la Tona Páez, también a la Silvia Barrios que me parece que todavía debe andar extraviada en algún topamiento buceando en sus ancestros diaguitas. Luego viaje relámpago a Córdoba el lunes, de ahí a Icho Cruz buscamos a los niños, pa dormir en Cuesta Blanca, y el martes partimos con ellos (incluido el niño Bombón) rumbo La Rioja, una panzada de chaya. El miércoles me llamó Pica Juárez que inauguraba una sala de ensayo, hacia allá fui, nos reencontramos con Mike y Daniel de la tv pública, nos cantamos unas vidalas y chayas con mi hermano Pica, el jueves tocamos en el festival, previa pérdida de tiempo en una prueba de sonido que no fue (gracias al chófer de un “artista nacional” que se durmió y llegaron tarde a la prueba, y en lugar de hacerlos que se pierdan la prueba o adelantarnos a nosotros, nos la perdimos, cosas que hay que empezar a re ver desde la organización, cuando hay gente que hace agua no hace quedar bien a la organización, que doy fe ha hecho un esfuerzo enorme para que salga todo de maravilla, eso no quita que uno les diga las cosas como son). Se armó un tormentón, y el viernes en medio de la lluvia arrancamos con Nacho el fuego para un asadito, costó pero logramos encenderlo, llegaron los músicos de la Bruja, ella y parte de su familia, también Monchi y Malinche, sus hermosos hijos Manu y Benja, Llegó Martín Molina Torres, se fueron de viaje la Bruja familia y músicos, también el monchi. Mi teléfono se murió, cayó mi viejo, después la comisión tucumana encabezada por Dardo Solorzano y y mi tocayo Rodríguez, con dos colados Gustavo Guaraz y el Mono Villafañe, ahí medio que se empezó a poner la cosa y lo que empezó al mediodía se fue haciendo noche de zambas tucumanas en el comedor de la casa de mi infancia. Todo porque debido a la lluvia y el techo del patio de la cultura que se rompió, y a un corte de luz tuvimos que suspender nuestra actuación de la noche (quiénes éramos nosotros para negarnos a todas esas señales que decían que no se podía o no se debía llevar a cabo el recital). Más tarde Tilín Orozco que había amenazado al mediodía llegó a eso de las 3:30 con una comitiva integrada por su compañero y mi hermano querido Fernando Barrientos con la guía (tipo jipiese ) de la Viky Mazzini y el Cuchu Pillado, no sé éramos un montón de gente y amigos que se fueron enterando. En algún momento de la noche llegaron Josho, Flor, llegó en algún momento de la tarde el Blojas con una comitiva de córdoba, estábamos nosotros con el equipo completo, Sayi, Diego que hoy está de cumple, Bombón, Aldi, Nacho, Guido, Mariana, mi ahijado Julían. Mi hermano que estuvo todo el día y cedió la casa para hospedarnos, pasó de alegría inconmensurable, a estado de pujllay humano y luego a resucitado. Algunos bailaban adentro, otros en la vereda y lo que empezó con lluvia al mediodía del día anterior terminó con sol a las 9 de la mañana del día siguiente (nuestro único día libre). El sábado, día libre, Le fallé a Pancho Cabral, toda mi familia y mi equipo se habían comprometido en ir a la chaya del Negro Matta, y bue… le fallé al Pancho pero me fui con la familia y aunque anduve medio secuestrado por todos los que no veo fue lindo coincidir con ellos en tiempo y espacio, ahí andaban mis changuitos enharinados, me reencontré con Matute y Kely, se me vino la infancia encima, mucho antes del topamiento no podía cantar al son de las cajas llamando, ahí me di cuenta que no tenía caja ¿Qué clase de chayero no tiene su propia caja?, alguien me preguntó porque no vas al centro de la rueda a cantar y yo pensé en eso, no tengo caja, pero además no puedo cantar, cada vez que intenté abrir la boca se me hizo un nudo en la garganta y se me llenaron los ojos de lágrimas, otra vez la infancia, el vibrar de 30 o 40 cajas en la piel, vuelta a intentar, vuelta a a nublarse la vista a anudarse la garganta y sentirse feliz de ser parte de una cultura hermosa en el anonimato de una multitud que canta y la sostiene. Me fui a guitarrear un rato con Camilo, Monchi, Martín, y de pronto todos coreaban mis canciones, imposible traducir lo que pasaba por mi cabeza en ese momento, rodeado de la gente que amo. Ahí voy otra vez Pica, chupate este posteo largo, si no fuera por vos esas canciones capas ni nacían y yo me dedicaba a otra cosa. Cahrlé un montón de bueyes perdidos con Lunita Monti, armamos una rueda, cantamos unas canciones, nos llegamos hasta donde estaba el pympe y a modo de serenata le agradecimos por habernos prestado la guitarra (que tampoco habíamos llevado a la chaya de los matta). Volvimos a casa destruidos y se esfumaron mis pocas esperanzas de ir aunque más no sea a saludarlo al Pancho y a Bea, bañar los niños engrudados, bañarse uno mismo, cenar y morir un rato. El domingo nos levantamos, cargamos los autos y partimos rumbo a la costa, cantamos en los Molinos en el Rally de Burros, la pasamos hermoso, otra vez se vino el agua, me traje unas uvas del patio de la casa de otro querido amigo Gerardo Vega, a la vuelta paramos unos minutos por el parque temático y vimos algunas réplicas de dinosaurios con mis hijos, el abuelo Pympe era nuestro chófer resignado, llego a casa, y estaba llegando el José Luis Aguirre con parte de la banda, justo cuando llegó el Nico Halket y como si hubiera adivinado mi pensamiento del día anterior me traía de regalo una hermosa caja chayera hecha en los molinos por un artesano de allá, “¡uh! (me dijo) está medio ovalada, recién me doy cuenta”, buenísimo pensé, mi amigo Pulga Coronel diría en términos arquitectónicos que “tiene carácter”, así que el año que viene tengo caja chayera y guarda con que no haga mi propia chaya. Esa noche coronamos con una peña hermosa en El Parque de Avellaneda, rodeados de amigos en una noche bellísima, junto a Juan arabel y su banda, José Luis Aguirre y su banda, y nosotros. Ayer salimos de regreso con el Pympe de conductor designado, mis hijos y yo, y llegamos a la 1:20. En estos días vamos a grabar algo acá en casa con mi viejo, tengo ganas de hacer algunos registros de sus historias y sus canciones, quien dice por ahí este finde que tenía libre no organizamos una fechita y despuntamos el vicio el viejo y yo. Gracias a todos los que nos acompañaron desde sus lugares, a los que viajaron cientos de kilómetros para vernos en La Chaya, y en el resto de los lugares que estuvimos, a los que nos siguieron por TV, por Internet, por la radio. Cuando parece que todo es así de maravilloso, no hay dudas, es así de maravilloso. Siempre hay tiempo de llegar a casa y descubrir que además la plata no alcanza para pagar las deudas, de que la fama es puro cuento, y de que hay quienes han optimizado al máximo el oficio de saquear el país y hacernos pagar a nosotros su enriquecimiento ilícito, tanto que hacen parecer que fuera legal, o logran hacer las leyes a su medida para tal fin, y de última te clavan un decreto de necesidad y urgencia y que se caguen las dos cámaras. Besitos y feliz chaya!
Ramiro Gonzalez



Roque Silva

De abuelos artesanos (tejedoras), su madre y sus hermanos también realizan tareas artesanales. Actualmente esta trabajando en medios de comunicación, y en producción en radio y Te Ve. también pinta, realiza esculturas, fotografías, cerámica, realizando exposiciones en la provincia y el país. _____________________________________________________________________________________________________________________________________ TEL. (0380) 4464246 – Cel. (0380) 15 4 520731 Email: roquesilva@hotmail.com Pagina : www.roqueslva.com.ar LA RIOJA ARGENTINA


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *