Desde Tucumán Folclore y Pasión por lo Nuestro

El Alto de la Lechuza cumplió 75 años de canto, danza y poesía. Enclavada en la histórica esquina de 24 de Septiembre y Marco Avellaneda,  se convirtió en el Templo del Guitarrero, según reza la zamba que le escribiera el célebre Tito Segura.

Por El Alto pasaron los grandes maestros del folclore del país y sus paredes documentan esas inmensas presencias.

A sus 75 años fue declarada de Interés Cultural por la Municipalidad de Tucumán.

Una cita obligada para los turistas con un salón íntimo para 120 comensales y un escenario hechicero para todos los folcloristas, El Alto prepara un ciclo de vacaciones de invierno con un mes completo de actividades.

 



Alejandro Prado

Músico y Difusor de la Provincia de Tucumán


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *